“La coherencia auténtica de nuestras ideas no proviene del raciocinio que las liga, sino del impulso espiritual que las engendra”

Nicolás Gómez Dávila


 

Anuncios